Prosa y Narrativa (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Filología Hispánica - 1º curso
Asignatura PANORAMA DE LA LITERATURA ESPAÑOLA: MODERNA Y CONTEMPORÁNEA
Año del apunte 2017
Páginas 5
Fecha de subida 07/06/2017
Descargas 2
Subido por

Vista previa del texto

PROSA Y NARRATIVA  Vemos cómo la estética Naturalista de la novela entra en crisis​, una crisis que se va a manifestar en el siglo XX, en una búsqueda constante de nuevas formas de expresión​.
Ese mundo que habíamos visto en el Realismo, un mundo objetivo, va a entrar en quiebra y, el hombre, va a percibir la realidad como algo estable y, por tanto, como algo imposible de capturar. Así pues, ​se va a recoger el desorden y la inestabilidad​.
En el Modernismo, asistimos a un viraje ​desde la objetividad hasta la subjetividad del personaje​. Para este tipo de narrativa, se necesita un nuevo tipo de herramientas, de ahí que, durante el primer tercio del siglo XX, se sucedan varias ​innovaciones en la estructura narrativa​. Se apela a una ​participación activa del lector​, algo muy importante.
El escritor va a necesitar del lector para completar su obra de forma explícita: es como si el escritor hubiera dejado espacios en blanco adrede para que el lector tuviera que completarlos.
La novela también ​va a perder la linealidad típica del relato clásico​; ahora el mensaje deja de transmitirse de manera clara y ordenada, para que sea el lector quien recomponga esos fragmentos desordenados en su propio intelecto.
Va a triunfar la ​novela abierta​, es decir, no una novela perfecta y acabada, sino como un texto que ofrece una suma de posibilidades de interpretación distintas. La ambigüedad se manifiesta en la novela, hay quiebra del Realismo de la novela decimonónica. ​La estética mimética queda anulada tanto por la novela como por el cine y la fotografía. Así, ​el novelista ya no aspira a captar la realidad​, con lo que se abrirá un mundo dentro de los personajes.
En la novela del siglo XIX veíamos como el tema era el individuo frente a la sociedad, pero la batalla, ahora, será íntima. Así que ​el héroe moderno del siglo XX se parece más a un antihéroe​, como vemos en la novela Niebla​, de Unamuno. Los autores combinan varias tendencias narrativas que tienen en común este viraje en el interior del personaje. Además, se expresa en ​distintos subgéneros​: - La novela psicológica:​ En esta novela se vaga por el mundo del sueño.
- La novela intimista: Centrada en la angustia que siente el hombre en un mundo cambiante, donde el foco está dentro del personaje. Las novelas de Virginia Woolf serían representativas de este subgénero.
- La novela simbólica: Predomina una atmósfera real de pesadilla y de absurdo, tal como se ve en las novelas de Kafka o de Samuel Beckett.
- La novela intelectual: El punto fuerte lo tiene la metaliteratura, es decir, dentro de la novela encontramos una reflexión sobre cómo se crea la novela. Un ejemplo de este subgénero sería Niebla, de Unamuno.
Una de las herramientas narrativas que más alteraciones sufre es la perspectiv​a o el punto de vista. ​Aparece la novela coral o polifónica, donde distintos personajes se encargan de narrar un mismo capítulo, por ejemplo, tres personajes narran desde su perspectiva un mismo hecho, pero al ser desde tres perspectivas diferentes, parecen tres hechos distintos. Esto lo vemos en la novela ​Mientras Agonizo​, de William Faulkner.
NOVELA ESPAÑOLA Tenemos la ​Edad de Plata​, en el siglo XX, en relación al Siglo de Oro, que iría d​esde la Generación del 98 hasta la Guerra Civil​. Esta etiqueta fue acuñada por José Carlos Mainer, para referirse a este panorama cultural y científico. Es un periodo de esplendor en todas las artes, así que ​la literatura vuelve a vivir un apogeo similar​, aunque de un valor un tanto inferior, ​al Siglo de Oro​. Desde 1989 hasta 1936 hay bastantes años y, por tanto, bastantes estéticas.
Tras el siglo XIX será muy difícil e inusual encontrar una estética compartida por la totalidad de autores, es decir, en el siglo XX la pista se pierde, se difumina, ya no hay una estética predominante. Así, lo más frecuente será la convivencia de varias propuestas estéticas, con una permeabilidad entre ellas y la evolución de los autores de una estética a otra. En definitiva, lo que se va a imponer es la ausencia de dogma en cuanto a estética literaria, ya nadie se ve obligado a escribir según la estética determianda, ni tampoco se le va a criticar por ello si no lo hace.
PROSISTAS MODERNISTAS Cada escritor del Modernismo presenta una narrativa singular, aunque con unos rasgos comunes: Temáticamente - Presentan mayor ​atención a la conciencia íntima del novelista y del personaje​, lo que va a reflejar ese cambio de sensibilidad.
- El personaje acostumbra a ser un ​alter ego o una máscara ficticia del autor​, se ven rasgos autobiográficos de ese autor y, además, se pueden apreciar de manera clara.
- Son novelas menos extensas que en el Naturalismo y el Realismo, ​se adelgaza la trama​.
- Hay una ​apelación a la emoción del lector, por eso hay una corriente estética llamada ​Emotivismo​. Se expresan emociones íntimas, sentimientos que la realidad provoca en el ​yo​ del texto.
- Se abandona la objetividad​ o la impasibilidad Flaubertiana.
- Hay una influencia de corrientes estéticas transversales como el ​Impresionismo o el ​Expresionism​o; afloran las emociones crispadas​, reflejadas en la caricaturización de los personajes, en la importancia de los colores.
Técnicas empleadas - Van contra la imparcialidad del narrador omnisciente del Realismo. El modo de narrar va a reflejar la ​ideología del narrador​, es decir, ​el novelista se implica de manera clara en la trama y podríamos trazar el perfil ideológico de ese narrador que nos cuenta la historia.
- Se va a potenciar el monólogo interior​, el estilo indirecto libre, el diálogo y la psiconarración, es decir, el reseguir los flujos de la conciencia del personaje.
- Abundan los relatos en primera persona y los moldes memorialistas o autobiográficos. Es decir, ​el ​yo​ vuelve a aparecer con fuerza​.
- El Fragmentarismo. Estas impresiones caóticas que produce la realidad en los novelistas están buscando borrar o difuminar la imagen de ese mundo perfecto. ​Es imposible mostrar el mundo de una manera total​, por eso va a ser como chispazos, fragmentos siempre referidos al sujeto.
- Pasamos a un ​discurso lírico, poético, fragmentado, discontinuo​.
- La realidad que va a interesar ahora es la subjetiva​, expresada de un modo subjetivo.
Tiempo y espacio - Encontraremos ​elipsis temporales​, habrá saltos en el tiempo (saltos en la linealidad del relato), un reflejo de la​ conciencia del personaje​.
- Se va a intentar reflejar el tiempo interior​, como se hace visible en el ​Ulises de James Joyce.
- La realidad son fragmentos y vamos a saltar de uno a otro. ​No hay ningún interés del novelista del siglo XX en expresar la realidad​.
Se puede hablar de la novela del siglo XX como una psicomorfología, es decir, ​la psicología será lo que dé forma a la novela​. En la novela Modernista española, encontramos una concepción ética que, en realidad, es una ​crítica y una denuncia a la sociedad​ española del momento.
Los personajes de la novela Modernista va a abandonar a los personajes tipo que eran demasiado indecisos. Ahora se ​va a abogar por personajes extremos​, pintorescos, se va a abandonar la clase media como fondo; ahora se va a centrar en personajes extraños y el modelo para analizarlos lo toman del ​movimiento novelista espiritualista ruso​. Son personajes de una intensa vida espiritual y grandes idealistas​. También aparece la figura del bohemio, Max Estrella, por ejemplo, el intelectual, el artista o el activista político.
Lenguaje Estos escritores dicen ir ​contra una artificiosidad expresiva propia de la Restauración, contra el Romanticismo sensiblero o contra el Decadentismo afrancesado. Defienden el uso justo de la palabra​, quieren una lengua viva, una lengua del pueblo, lo que comportará un ​lenguaje simple y concreto​.
Otra característica es que es muy importante ​la memoria y el recuerdo​, es un modo de selección de la realidad novelable. Lo que pasa en el momento de la acción ya no tiene una superioridad, sino que ​el presente compite con el pasado de los personajes​, el fantasma del pasado.
Se hace presente la ​intertextualidad​, es decir, un texto repleto de vasos comunicantes con otros textos, así que hay también interdisciplinariedad. ​Se intenta buscar una imagen distinta de la realidad​, un mundo más atractivo y más sugerente que el real. En esta interdisciplinariedad, los géneros se difuminan, ​hay una voluntad por crear nuevos géneros​: Lorca, cuando escribe una obra de teatro, tras el título pone el género de la obra y Niebla​, de Unamuno, no es una novela, sino una nívola.
En los primeros novelistas del siglo XX, podemos encontrar a Azorín, Unamuno, Lorca y Valle-Inclán, influidos por un pensamiento antirracionalista de los filósofos de finales del siglo XIX. Lo que les va a interesar de ​Schopenhauer es cómo habla de la subjetividad y de cómo esa subjetividad determina la percepción de las cosas. ​No importan tanto las características del objeto porque va a ser visto diferente por cada una de las personas.
Habla del dolor y de la angustia.
Otro de los filósofos es ​Kier Galt​, quien dice que los hombres están marcados por la angustia, la idea del pecado, la maldad. ​Creía que para llegar a la fe y a la salvación había que aceptar esa angustia​.
El tercer filósofo es ​Nietzsche​, quien ​apuesta por retomar una vitalidad​, una creación irracional que complementa el universo apolíneo de lo perfecto, así, ​el superhombre será el nuevo héroe​.
Pío Baroja tiene una novela llamada ​Camino de Perfección​. Se trata de una novela de aprendizaje en el que vamos viendo cómo ​un personaje se enfrenta a distintos retos y va aprendiendo​. Esta novela se predica del protagonista, Fernando Osorio, quien tiene rasgos autobiográficos del autor.
En esta novela encontraríamos las características comunes del Expresionismo y la Iluminación de géneros. Al protagonista le angustia el mundo, la sociedad, por lo que quiere alejarse de ese mundo en el que vive. ​Esta angustia ante el mundo concede al protagonista el intimismo y el mundo interior, el verdadero protagonista de la novela​.
...