BLOQUE 2 PROCESO LABORAL (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Relaciones laborales - 4º curso
Asignatura DERECHO PROCESAL
Profesor B.
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 16/10/2017
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

BLOQUE 2: PROCESO LABORAL.
ART 74 LRJS. Princpios: Los jueces y tribunales y los secretarios judiciales (tmb facultados para dictar otro tipo de resoluciones que no sean sentencias: autos y providencias) aplicarán unas normas reguladoras del proceso judicial según 4 Ppios: Inmediación: El juez que ha presidido el acto de la vista es el que va a dictar la sentencia (por lo tanto si por una circumstáncia el juez no puede dictar se debe realizar otra vista), tiene como consecuencia fundamental que es que el juez ante el cual se celebra tiene contacto directo y personal con la materia que es objeto de la cuestión litigiosa, con las partes, conoce las alegaciones de estas, el material probatorio.
Oralidad: Con excepción de la demanda, la sentencia y presentación de recurso que son escritos, en el acto del juicio predomina la forma oral, verbal. Juez concede la palabra al actor o demandante, el cual de palabra se ratifica en su demanda. Al igual que el demandado.
Fase de alegaciones, de pruebas siempre es de palabra.
Concentración: En laborales todos los actos procesales sean sin interrupcción y seguidos, uno detrás de otro.
Celeridad: Finalidad de que el proceso dure el menos tiempo posible. No se cumple.
ART 75 LRJS: Los órganos judiciales rechazarán justificadamente las peticiones con finalidad de alargar/dilatar el procediemiento o que supongan abuso de derecho.
Quienes no sean parte en el proceso deben cumplir las obligaciones que impongan jueces y tribunales.
Todos deberán de actuar de buena fe, al vulnerarse esta regla juez puede imponer una multa. De apreciarse temeridad o mala fe evidente se podrá imponer una multa cuantiosa.
Actos preprocesales: ART 63 y SS LRJS -> Antes de iniciar el litigio será requisito previo el intento de reconciliación. El ART 64 marca la excepciones al requisito:ss, materia vacaciones, etc en las cuales no es obligatorio presentar la papeleta de reconciliación. En caso de que sea obligatorio y no se realiza, se otorga un plazo para aportar la papeleta de reconciliación.
Principios del Proceso Laboral El derecho procesal del trabajo está dotado de unas singularidades y características que le hacen tener un tratamiento independiente respecto del derecho procedimental de las otras jurisdicciones. Estas notas precisamente son los llamados principios del proceso laboral sobre los que se inspira su procedimiento.
Se parte del principio común sobre la buena fe procesal para incluir los principios de oralidad, inmediación y concentración, además de tratarse de una justicia barata, rápida y sencilla.
Dichos principios, de inmediación, oralidad, concentración y celeridad sirven a la tutela procesal de los trabajadores en la idea de la protección del trabajador, auténtica razón inspiradora de la legislación sustantiva y procesal laboral.
El derecho laboral está concebido desde la óptica de una desigualdad originaria que mantienen empleador y empleado, así que el ordenamiento jurídico laboral compensa e iguala a través de normas sustantivas y procesales dicha desigualdad. Se trata de tutelar a la parte reputada más débil y de ahí los principios de inmediatez, oralidad, concentración y celeridad.
Debe destacarse el principio de concentración, en virtud del cual a través del art. 4 LRJS preside la regla general de la no suspensión del proceso cuando tengan que conocerse y resolverse cuestiones previas o prejudiciales, las cuales se decidirán en la misma resolución que ponga fin al proceso. Ni siquiera las cuestiones prejudiciales penales suspenden, por regla general, el curso del procedimiento (art. 86.1 LRJS al ordenar que en ningún caso se suspenderá el procedimiento por seguirse causa criminal sobre los hechos debatidos). La única excepción viene dada cuando se basa en falsedad documental, en cuyo caso se suspende los efectos de la acreditación de la interposición de una querella.
Además de los principios de inmediación y oralidad es significativa la nota de gratuidad al partirse de la presunción de insuficiencia económica del trabajador para hacer frente a los gastos del proceso. Idea que se anuda con el principio de tutela de la parte más débil de la relación jurídica.
La relación de trabajo conlleva una supremacía y respectiva subordinación jurídica cuya modalidad compensatoria no es otra que la gratuidad del proceso laboral, a fin de conseguir una tutela judicial efectiva, que se traduce en el derecho al asesoramiento y defensa en juicio con exención de depósitos y consignaciones. Gratuidad en la defensa alcanza al derecho a abogado de oficio pero al realidad nos lleva a que la mayoría de trabajadores pleitea a través de su abogado (particular) y cada trabajador paga su defensa. Así pues, el principio de gratuidad es más teórico que real.
CAPACIDAD Y LEGITIMACIÓN ART 17 LRJS: Los titulares de un derecho subjetivo o un interés legítimo podrán ejercitar acciones ante los órganos jurisdiccionales del orden social, en los términos establecidos en las leyes.
Tiene legitimación activa: es la especial relación de este trabajador con el derecho que está ejercitando, hay una vinculación total. Serán titulares de estos derechos, los que tienen la mayoría de edad. No tiene limitación entre los 16 y 18 siempre que estén emancipados o casados. Si no está emancipado o casado tiene la capacidad procesal para acudir ante el juzgado con autorizando de padres o tutor.
La legitimación pasiva: es aquella vinculación de la persona que esta reclamando frrente al empresario, la cual está dirigiendo la acción que está ejercitando el trabajador.
El art.16.4: plenitud de los derechos civiles. Los puede compadecer ante el órgano judicial los casados y emancipados. Los menores de 18 sin emancipación, no pueden comparecer.
El art.16.5: las personas jurídicas compadecerán a través de las que representen, que reconozcan con capacidad jurídica. Para las entidades sin personalidad, a las que la ley reconozca una capacidad para compadecer en el juicio. Ejemplo: comunidad de propietarios, no tiene personalidad jurídica pero puede ser demandada en un juicio.
Comparecerán el que figure en ese contrato privado entre dos o más personas, cuando se demanda a una ect, se demanda a los integrantes de esa sociedad, que figure como tal en el contrato de sociedad. Pero para que no haya conciliación se individualiza los integrantes de esa sociedad irregular. Será el titular que ha integrado esa sociedad.
El actor que ejercita este derecho, es obligatorio que acuda al juzgado a través, de asistencia técnica o compadecer por si mismo ante el órgano judicial. El menor acude al juzgado pero su falta de capacidad judicial lo va a representar otra persona, no es necesaria la postulación negocial.
En el procedimiento civil es preciso actuar con abogado y procurador. En el procedimiento laboral no es necesario.
La Capacidad Procesal.
Según el ART 16.1 LRJS se reconoce la facultad de comparecer en juicio a quien se encuentre en pleno ejercicio de sus derechos civiles: mayoría de edad. Igualmente los mayores de 16 y menores de 18 pueden tener capacidad procesal precisando de una representación o autorización del tutor.
En efecto, quien tiene capacidad para ejercitar derechos y obligaciones dimanantes del contrato de trabajo, también la tendrá para comparecer en juicio.
En cuanto a la capacidad procesal de los empresarios ésta viene dada por el propio art. 315 CC en cuanto a empresarios individuales y en cuanto a empresario persona jurídica viene otorgada por el art. 38 CC en la persona de sus representantes o apoderados.
Legitimación procesal (activa y pasiva).
Son partes legítimas las que actúan en el proceso como titulares del objeto litigioso. Tiene legitimación activa quien sea titular de un derecho subjetivo o interés legítimo (art. 17.1 LRJS). De esta forma quien demanda ha de poseer lo que se denomina legitimación activa que le habilite para pedir o reclamar y el demandado ha de tener la denominada legitimación pasiva por ser el destinatario de aquella reclamación o petición. Por ejemplo: para accionar frente a un despido es preciso que el trabajador acredite la existencia de relación laboral y asimismo tendrá “legitimación pasiva” el empresario que haya realizado el despido.
Representación y defensa de las partes Presidido por la idea de la sencillez y facilidad del acceso a la prestación jurisdiccional, la regla general es la de que las partes pueden comparecer indistintamente por si mismas y nada impide que estén representadas por Procurador (art. 18 LRJS).
...

Comprar Previsualizar