Ejecución de la medidas (0)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho de menores
Año del apunte 0
Páginas 9
Fecha de subida 05/06/2014
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 7. EJECUCIÓN DE LAS MEDIDAS PREVISTAS EN LO 5/2000  ¿DÓNDE ESTÁ REGULADO? Una ST que imponga medidas será, en principio, condenatoria; pero también puede ser absolutoria. En la LO 5/2000 viene regulado en los art. 43 a 60, bajo la rúbrica de “ejecución de las medidas”. Pero hay otros preceptos anteriores al 43 que también se ocupan de dicha ejecución. Es lógica esta referencia anterior porque al explicar en qué consiste la medida, debe especificarse como será la ejecución de la misma. Estos son los siguientes: - Art. 2, cuando hace referencia a las competencias del Juez de Menores - Art. 13 - Art. 14, cuando el menor condenado cumple +18 o +21, la ejecución de la medida impuesta puede sufrir alteraciones - Art. 11 y 12, que hace referencia a los supuestos de pluralidad de infracciones, y de los límites derivados de esto - Art. 40, suspensión de la ejecución del fallo - Art. 7, explicación de las medidas - Art. 10, reglas de determinación de las medidas Hay 2 normas más de especial relevancia: - RD 1774/2004, que es el R que desarrolla la LO 5/2000. Cuando se regula la ejecución de las medidas, el propio articulado de la LO 5/2000 se remite al R. Por ejemplo, el art.
49 LO (que regula los informes de las medidas), la periodicidad se establecerá reglamentariamente.
- Ley 27/2001, de 31 de diciembre, de justicia juvenil (Ley catalana). Hace relación a quién interviene en la ejecución.
 ¿QUIÉN INTERVIENE? Fundamentalmente, intervendrán: - Juez de Menores Con competencia para controlar la ejecución de las medidas. El art. 44 establece que el control de las medidas se realizará bajo el control del Juez de Menores. Para ejercer el control de la ejecución, tiene las siguientes funciones, entre otras:  Adoptar todas las decisiones necesarias para proceder a la ejecución  Resolver las propuestas de revisión de medidas  Aprobar los programas de ejecución  Conocer la evolución de menores  Resolver recursos  Acordar lo que proceda en relación a peticiones o quejas  Realizar regularmente visitas a centros y entrevistas con menores  Formular a la entidad pública de protección o reforma las propuestas o recomendaciones que considere oportunas  Adoptar las resoluciones que le atribuye el art. 60 en relación al régimen disciplinario El art. 44 establece la competencia judicial: 1. La ejecución de las medidas previstas en esta Ley se realizará bajo el control del Juez de Menores que haya dictado la sentencia correspondiente, salvo cuando por aplicación de lo dispuesto en los art. 12 y 47 de esta Ley sea competente otro, el cual resolverá por auto motivado, oídos el MF, el letrado del menor y la representación de la entidad pública que ejecute aquélla, sobre las incidencias que se puedan producir durante su transcurso.
2. Para ejercer el control de la ejecución, corresponden especialmente al Juez de Menores, de oficio o a instancia del MF o del letrado del menor, un conjunto de funciones.
3. Cuando, por aplicación de lo dispuesto en el art. 14, la medida de internamiento se cumpla en un establecimiento penitenciario, el Juez de Menores competente para la ejecución conservará la competencia para decidir sobre la pervivencia, modificación o sustitución de la medida en los términos previstos en esta Ley, asumiendo el Juez de Vigilancia Penitenciaria el control de las incidencias de la ejecución de la misma en todas las cuestiones y materias a que se refiere la legislación penitenciaria.
- CCAA A las que corresponde la ejecución efectiva de las medidas. Para organizarse, aprueban sus propias disposiciones para regular aquello en lo que son competentes, que es la organización y gestión de la ejecución de las medidas (Ley 27/2001).
Las CCAA pueden celebrar convenios para ejecutar las medidas, ya sea con otros organismos públicos como con entidades privadas sin ánimo de lucro.
El art. 45 regula la competencia administrativa: 1. La ejecución de las medidas adoptadas por los Jueces de Menores en sus sentencias firmes es competencia de las CCAA y Ceuta y Melilla, con arreglo a la disposición final vigésima segunda de la LO 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor. Dichas entidades públicas llevarán a cabo, de acuerdo con sus respectivas normas de organización, la creación, dirección, organización y gestión de los servicios, instituciones y programas adecuados para garantizar la correcta ejecución de las medidas previstas en esta LO.
2. La ejecución de las medidas corresponderá a las CCAA y Ceuta y Melilla, donde se ubique el Juzgado de Menores que haya dictado la sentencia, sin perjuicio del siguiente apartado.
3. Las CCAA y Ceuta y Melilla podrán establecer los convenios o acuerdos de colaboración necesarios con otras entidades, bien sean públicas, de la A del Estado, Local o de otras CCAA, o privadas sin ánimo de lucro, para la ejecución de las medidas de su competencia, bajo su directa supervisión, sin que ello suponga en ningún caso la cesión de la titularidad y responsabilidad derivada de dicha ejecución.
 ¿QUÉ SE DEBE HACER? Se deberá remitir lo que haya en el expediente que pueda interesar a la CCAA, para que designe responsable o centro para ingresar a menor.
En un momento inicial también se desarrollará un programa que tenga que ver como se llevará a cabo la ejecución. ¡! La aprobación del programa es una de las funciones del Juez de Menores (art. 44).
Habrá que resolver otras cuestiones, que son las siguientes: - Suspensión de la ejecución (art. 40). Permite no ejecutar, con las condiciones de no delinquir. Esto se ha desnaturalizado hasta el punto de imponer otras condiciones, como realizar tareas educativas.
- Sustitución de las medidas (art. 13, 50, 51).
Por esta finalidad esencialmente educativa, y el hecho de deber ajustar la respuesta a la circunstancia de cada momento, así como la evolución del menor, explica que una vez que haya ST con unas medidas, no será necesaria su ejecución.
¡! Se puede imponer una medida peor cuando hay quebrantamiento de la condena y comisión de nuevos delitos, y siempre con el límite de no poner medida más grave que aquella que no se podría imponer al principio.
Si se cometen varios delitos por parte del menor: concurso ideal (1 hecho > varios delitos) concurso real (varios hechos > varios delitos). Los distintos hechos que componen los distintos delitos tienen una relación estrecha que permiten tratarlo mediante la figura de delito continuado. Existe el concepto de conexidad > cuando los delitos guarden una cierta relación, existiera la posibilidad de juntar varios delitos en un mismo proceso). Si son varios delitos continuados, en concurso ideal o conexos > la pena más grave es la misma que para un solo delito. Con excepciones de homicidio, asesinato, entre otros. Así como en adultos (acumulación de todas las penas), en menores el límite máximo de cumplimiento será el doble de la más grave (art. 47).
Artículo 47. Refundición de medidas impuestas 1. Si se hubieran impuesto al menor varias medidas en la misma resolución judicial, y no fuere posible su cumplimiento simultáneo, el Juez competente para la ejecución ordenará su cumplimiento sucesivo conforme a las reglas establecidas en el apartado 5 de este art.
La misma regla se aplicará a las medidas impuestas en distintas resoluciones judiciales, siempre y cuando dichas medidas sean de distinta naturaleza entre sí. En este caso será el Juez competente para la ejecución quien ordene el cumplimiento simultáneo o sucesivo con arreglo al apartado 5 de este art., según corresponda.
2. Si se hubieren impuesto al menor en diferentes resoluciones judiciales dos o más medidas de la misma naturaleza, el Juez competente para la ejecución, previa audiencia del letrado del menor, refundirá dichas medidas en una sola, sumando la duración de las mismas, hasta el límite del doble de la más grave de las refundidas.
El Juez, previa audiencia del letrado del menor, deberá proceder de este modo respecto de cada grupo de medidas de la misma naturaleza que hayan sido impuestas al menor, de modo que una vez practicada la refundición no quedará por ejecutar más de una medida de cada clase de las enumeradas en el art. 7 de esta LO.
3. En caso de que, estando sujeto a la ejecución de una medida, el menor volviera a cometer un hecho delictivo, el Juez competente para la ejecución, previa audiencia del letrado del menor, dictará la resolución que proceda en relación a la nueva medida que, en su caso se haya impuesto, conforme a lo dispuesto en los dos apartados anteriores. En este caso podrá aplicar además las reglas establecidas en el art. 50 para el supuesto de quebrantamiento de la ejecución.
4. A los fines previstos en este artículo, en cuanto el Juez sentenciador tenga conocimiento de la existencia de otras medidas firmes de ejecución, pendientes de ejecución o suspendidas condicionalmente, y una vez que la medida o medidas por él impuestas sean firmes, procederá conforme a lo dispuesto en el art. 12 de esta LO.
5. Cuando las medidas de distinta naturaleza, impuestas directamente o resultantes de la refundición prevista en los números anteriores, hubieren de ejecutarse de manera sucesiva, se atenderá a los siguientes criterios: a) La medida de internamiento terapéutico se ejecutará con preferencia a cualquier otra.
b) La medida de internamiento en régimen cerrado se ejecutará con preferencia al resto de las medidas de internamiento.
c) La medida de internamiento se cumplirá antes que las no privativas de libertad, y en su caso interrumpirá la ejecución de éstas.
d) Las medidas de libertad vigilada contempladas en el art. 10 se ejecutarán una vez finalizado el internamiento en régimen cerrado que se prevé en el mismo artículo.
e) En atención al interés del menor, el Juez podrá, previo informe del MF, de las demás partes y de la entidad pública de reforma o protección de menores, acordar motivadamente la alteración en el orden de cumplimiento previsto en las reglas anteriores.
6. Lo dispuesto en este artículo se entiende sin perjuicio de las previsiones del art. 14 para el caso de que el menor pasare a cumplir una medida de internamiento en centro penitenciario al alcanzar la mayoría de edad.
7. Cuando una persona que se encuentre cumpliendo una o varias medidas impuestas con arreglo a esta LO sea condenada a una pena o medida de seguridad prevista en el CP o en leyes penales especiales, se ejecutarán simultáneamente aquéllas y éstas si fuere materialmente posible, atendida la naturaleza de ambas, su forma de cumplimiento o la eventual suspensión de la pena impuesta, cuando proceda.
No siendo posible la ejecución simultánea, se cumplirá la sanción penal, quedando sin efecto la medida o medidas impuestas en aplicación de la presente LO, salvo que se trate de una medida de internamiento y la pena impuesta sea de prisión y deba efectivamente ejecutarse.
En este último caso, a no ser que el Juez de Menores adopte alguna de las resoluciones previstas en el art. 13 de esta LO, la medida de internamiento terminará de cumplirse en el centro penitenciario en los términos previstos en el art. 14, y una vez cumplida se ejecutará la pena.
El art. 40 hace referencia a la suspensión de las medidas: Artículo 40. Suspensión de la ejecución del fallo 1. El Juez competente para la ejecución, de oficio o a instancia del MF o del letrado del menor, y oídos en todo caso éstos, así como el representante del equipo técnico y de la entidad pública de protección o reforma de menores, podrá acordar motivadamente la suspensión de la ejecución del fallo contenido en la sentencia, cuando la medida impuesta no sea superior a 2 años de duración, durante un tiempo determinado y hasta un máximo de dos años. Dicha suspensión se acordará en la propia sentencia o por auto motivado del Juez competente para la ejecución cuando aquélla sea firme, debiendo expresar, en todo caso, las condiciones de la misma. Se exceptúa de la suspensión el pronunciamiento sobre la responsabilidad civil derivada del delito o falta.
2. Las condiciones a las que estará sometida la suspensión de la ejecución del fallo contenido en la sentencia dictada por el Juez de Menores serán las siguientes: a) No ser condenado en sentencia firme por delito cometido durante el tiempo que dure la suspensión, si ha alcanzado la mayoría de edad, o no serle aplicada medida en sentencia firme en procedimiento regulado por esta LO durante el tiempo que dure la suspensión.
b) Que el menor asuma el compromiso de mostrar una actitud y disposición de reintegrarse a la sociedad, no incurriendo en nuevas infracciones.
c) Además, el Juez puede establecer la aplicación de un régimen de libertad vigilada durante el plazo de suspensión o la obligación de realizar una actividad socio-educativa, recomendada por el equipo técnico o la entidad pública de protección o reforma de menores en el precedente trámite de audiencia, incluso con compromiso de participación de los padres, tutores o guardadores del menor, expresando la naturaleza y el plazo en que aquella actividad deberá llevarse a cabo.
3. Si las condiciones expresadas en el apartado anterior no se cumplieran, el Juez alzará la suspensión y se procederá a ejecutar la sentencia en todos sus extremos. Contra la resolución que así lo acuerde se podrán interponer los recursos previstos en esta LO.
El art. 13, 50 y 51 se regula la sustitución: Artículo 13. Modificación de la medida impuesta 1. El Juez competente para la ejecución, de oficio o a instancia del MF o del letrado del menor, previa audiencia de éstos e informe del equipo técnico y, en su caso, de la entidad pública de protección o reforma de menores, podrá en cualquier momento dejar sin efecto la medida impuesta, reducir su duración o sustituirla por otra, siempre que la modificación redunde en el interés del menor y se exprese suficientemente a éste el reproche merecido por su conducta.
2. En los casos anteriores, el Juez resolverá por auto motivado, contra el cual se podrán interponer los recursos previstos en la presente LO.
Artículo 50. Quebrantamiento de la ejecución (posibilidad de sustitución en casos específicos de quebrantamiento) 1. Cuando el menor quebrantare una medida privativa de libertad, se procederá a su reingreso en el mismo centro del que se hubiera evadido o en otro adecuado a sus condiciones, o, en caso de permanencia de fin de semana, en su domicilio, a fin de cumplir de manera ininterrumpida el tiempo pendiente.
2. Si la medida quebrantada no fuere privativa de libertad, el MF podrá instar del Juez de Menores la sustitución de aquélla por otra de la misma naturaleza. Excepcionalmente, y a propuesta del MF, oídos el letrado y el representante legal del menor, así como el equipo técnico, el Juez de Menores podrá sustituir la medida por otra de internamiento en centro semiabierto, por el tiempo que reste para su cumplimiento.
3. Asimismo, el Juez de Menores acordará que el secretario judicial remita testimonio de los particulares relativos al quebrantamiento de la medida al MF, por si el hecho fuese constitutivo de alguna de las infracciones a que se refiere el art. 1 de la presente LO.
Artículo 51. Sustitución de las medidas 1. Durante la ejecución de las medidas el Juez de Menores competente para la ejecución podrá, de oficio o a instancia del MF, del letrado del menor o de la A competente, y oídas las partes, así como el equipo técnico y la representación de la entidad pública de protección o reforma de menores, dejar sin efecto aquellas o sustituirlas por otras que se estimen más adecuadas de entre las previstas en esta Ley, por tiempo igual o inferior al que reste para su cumplimiento, siempre que la nueva medida pudiera haber sido impuesta inicialmente atendiendo a la infracción cometida. Todo ello sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 2 del art. anterior y de acuerdo con el art. 13 de la presente LO.
2. (Regresión o progresión en grado en la medida)Cuando el Juez de Menores haya sustituido la medida de internamiento en régimen cerrado por la de internamiento en régimen semiabierto o abierto, y el menor evolucione desfavorablemente, previa audiencia del letrado del menor, podrá dejar sin efecto la sustitución, volviéndose a aplicar la medida sustituida de internamiento en régimen cerrado. Igualmente, si la medida impuesta es la de internamiento en régimen semiabierto y el menor evoluciona desfavorablemente, el Juez de Menores podrá sustituirla por la de internamiento en régimen cerrado, cuando el hecho delictivo por la que se impuso sea alguno de los previstos en el art. 9.2 de esta LO.
3. La conciliación del menor con la víctima, en cualquier momento en que se produzca el acuerdo entre ambos a que se refiere el art. 19 de la presente LO, podrá dejar sin efecto la medida impuesta cuando el Juez, a propuesta del MF o del letrado del menor y oídos el equipo técnico y la representación de la entidad pública de protección o reforma de menores, juzgue que dicho acto y el tiempo de duración de la medida ya cumplido expresan suficientemente el reproche que merecen los hechos cometidos por el menor.
4. En todos los casos anteriores, el Juez resolverá por auto motivado, contra el cual se podrán interponer los recursos previstos en la presente LO.
...