Tema 2: Los fundamentos_bateson y el grupo de palo alto (2015)

Resumen Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 4º curso
Asignatura Intervenció familiar sistémica
Año del apunte 2015
Páginas 7
Fecha de subida 28/03/2016
Descargas 10
Subido por

Descripción

Resumen lecturas. Primer capítulo

Vista previa del texto

Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp   2.  LOS  FUNDAMENTOS:  BATESON  Y  EL  GRUPO  DE  PALO  ALTO     1.1  EL  SURGIMIENTO  DE  LA  TERAPIA  FAMILIAR   La  terapia  familiar  empieza  a  practicarse  por  parte  de  distintos  investigadores  y  terapeutas,  en   diversos  puntos  de  los  EE.  UU,  en  la  década  de  los  50.  El  que  más  destaca  es  el  equipo  de  Palo  Alto.  El   nuevo  formato  de  intervención  requería  también  de  un  nuevo  marco  conceptual.  Fueron  las   aportaciones  del  equipo  de  Palo  Alto,  y  la  inspiración  intelectual  de  su  líder,  Gregory  Bateson,  las  que   supusieron  el  nacimiento  de  un  nuevo  modelo,  el  sistémico,  al  mismo  tiempo  que  aparecía  el  nuevo   formato  de  la  terapia  familiar.       2.2  GREGORY  BATESON  (1904-­‐‑1980)   Gregory  Bateson  nació  en  Inglaterra  y  creció  en  una  atmósfera  marcadamente  intelectual.  Su  padre   era  un  genetista,  y  Gregory  ya  desde  niño  coleccionaba  fósiles  e  insectos,  a  menudo  en  compañía  de  la   familia  Darwin  con  la  que  pasaban  tiempo  juntos.  Sin  embargo,  los  intereses  del  joven  Bateson  se   inclinaron  hacia  la  Antropología,  que  estudió  en  Cambridge.  Al  licenciarse  consiguió  una  beca  para   viajar  a  Nueva  Guinea  donde  estudió  los  Iatmul,  una  tribu  de  cazadores  de  cabeza  que  desarrollaba  un   curioso  ritual,  llamado  Naven  (y  allí  vio  la  importancia  del  contexto).   Allí  conoció  a  la  famosa  antropóloga  Margaret  Mead,  con  quien  se  casaría  en  1936  y  compartiría  sus   inquietudes  durante  este  período  marcadamente  antropológico.  En  ese  mismo  año  Bateson  y  Mead   parten  para  Bali,  donde  observaron  el  curioso  caso  de  las  madres,  que  estimulaban  a  sus  hijos,  y   cuando  éstos  respondían  los  ignoraban.     Al  regresar  a  EE.UU  Mead  y  Bateson  consultaron  con  Erickson  para  comprender  los  fenómenos   observados  en  Bali  que  habían  podido  filmar.  Además  se  da  un  cambio  conceptual  de:   -­‐‑ individuo  -­‐‑>  sistema   -­‐‑ energía  -­‐‑>  información   -­‐‑ causalidadt  lineal  (A-­‐‑>B)  -­‐‑>  causalidad  circular  (A-­‐‑>B-­‐‑>C-­‐‑>A...)  no  hablamos  de  causa  efecto,   hablamos  de  patrones  recurrentes.     2.3  EL  EQUIPO  DE  PALO  ALTO   A  este  grupo  se  debe  la  aplicación  de  los  conceptos  sistémicos  a  la  comprensión  de  la  familia  y,  por   tanto,  la  adopción  del  modelo  sistémico  para  fundamentar  la  terapia  familiar.  Se  centró  en  la   esquizofrenia.  El  grupo  estaba  compuesto  por:   -­‐‑ -­‐‑ -­‐‑ -­‐‑ Bateson   Jay  Haley   John  Weakland   William  Fry   En  1954  se  les  unió  el  prestigioso  psiquiatra  Don  Jackson.  Algunas  características  de  este  grupo  son:   §   Interdisciplinar:  algunos  de  los  componentes  eran  psiquiatras,  otros  psicólogos…  Además  la   metodología  y  la  concepción  teórica  eran  muy  amplias.     1   Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp   § § Centrado  en  la  investigación   Interés  teórico  más  allá  de  la  clínica  o  la  psicología:  la  comunicación  como  patrón  de   comportamiento  de  los  seres  vivos.     2.4  ALGUNAS  NOCIONES  FUNDACIONALES   El  rasgo  fundamental  del  modelo  sistémico  es  su  visión  de  los  problemas  y  la  actividad  humana  como   inter-­‐‑personal,  dejando  de  lado  la  tradición  clínica,  psicológica  y  psiquiátrica,  que  se  centra  en  la   explicación  intra-­‐‑personal.  
  Este  cambio  requiere  también  un  cambio  en  los  esquemas  explicativos   empleados,  los  conceptos  tradicionales  como  “yo”,  “autoestima”,  etc.  No  pueden  proporcionar  esta   visión  más  global.   Considerar  la  familia  como  un  sistema  supone  centrarse  en  las  interacciones  actuales  entre  sus   miembros,  en  lugar  de  estudiar  a  cada  uno  por  separado.  La  motivación  no  se  sitúa  dentro  del   individuo,  ni  proviene  del  pasado.  Las  acciones  de  una  persona  se  explican  por  lo  que  acaban  de  hacer   otras.  Sus  pensamientos  y  sus  emociones  parecen  estar  en  función  de  qué  hacen  los  que  lo  rodean.     De  esta  forma,  el  paciente  es  visto  como  parte  de  un  sistema  complejo  y  su  síntoma  es  explicado  en   función  de  la  dinámica  del  sistema  actualmente,  no  de  lo  que  ocurre  en  su  intrapsique.  Así,  el  paciente   es  identificado  por  el  sistema  como  tal,  pero  el  objeto  de  estudio  e  intervención  es  una  familia  en  la  que   se  dan  unas  pautas  comunicacionales.   La  noción  de  patrón  interaccional  sugiere  que  las  acciones  de  un  miembro  influyen  en  la  de  los   demás.  La  concepción  de  la  familia  como  sistema  cibernético  que  se  retroalimenta  de  sus  propias   acciones.  Cada  acción  es  a  la  vez  input  y  output  para  nuevas  acciones  en  un  proceso  recurrente,  sin  fin,   que  permite  a  la  vez  mantener  un  cierto  estado  de  equilibrio  en  el  sistema.     Además,  esta  visión  sistémica  requiere  una  nueva  concepción  de  la  causalidad.  En  la  causalidad   tradicional,  lineal,  para  explicar  un  problema  hay  que  encontrar  la  causa  que  lo  antecede  y  lo  genera.   El  modelo  sistémico  emplea  la  causalidad  circular,  en  la  que  se  tiene  en  cuenta  como  las   consecuencias  influyen,  a  su  vez,  en  las  causas.  La  consecuencia  deviene  también  causa.  Por  ello  las   nociones  de  responsabilidad  o  de  culpa  son  cuestionadas.   Ex.  Resulta  muy  simplista  desde  esta  perspectiva  decir  que  una  madre  sobreprotectora  crea   ansiedad  en  su  hijo.  Más  bien  podemos  decir  que  ambos  forman  parte  de  un  patrón  en  el  que  los   miedos  del  niño  despiertan  la  atención  de  la  madre,  lo  cual  exacerba  los  miedos  del  niño,  lo  cual   preocupa  todavía  más  a  la  madre  y  así  sucesivamente.     
2.5  DON  JACKSON  (1920-­‐‑1968)   En  1954  Don  Jackson  se  unió  al  grupo  de  Bateson,  pero  era  ya  un  reconocido  psiquiatra  que  ejercía   casualmente  en  Palo  Alto.  Observó  una  serie  de  fenómenos  clínicos  que  le  hicieron  postular  la   presencia  de  mecanismos  homeostáticos  a  nivel  familiar,  más  allá  de  lo  intrapsíquico.  Algunos  de  los   fenómenos  que  observó  fueron  estos:   •   “En  la  entrevista  familiar  conjunta,  se  observan  presiones  para  mantener  como  incuestionable   la  definición  de  quién  es  el  que  tiene  un  problema  y  cuál  es  el  síntoma  a  tratar.  Muchos  intentos   por  explorar  otras  cuestiones  o  problemas  despiertan  estas  presiones  o  recelos.”    -­‐‑>  Esta   2   Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp   observación  sugiere  que  el  problema  es  una  parte  integrante  de  la  vida  familiar,  un  elemento   clave  para  su  nivel  de  equilibrio  actual.       • “Cuando  un  paciente  empieza  a  mejorar,  a  veces  surgen  problemas  en  otro  miembro  de  la   familia.  Por  ejemplo,  después  de  que  un  señor  con  problemas  de  alcoholemia,  deje  la  bebida  y   se  rehabilite,  la  esposa  se  deprime.  Naturalmente,  ello  puede  aumentar  la  probabilidad  de   recaída  del  miembro  que  había  empezado  a  mejorar.”    -­‐‑>  Jackson  entiende  que  el  síntoma   estaba  cumpliendo  una  función  en  la  dinámica  del  sistema,  y  ahora  que  no  existe  el  sistema  se   desequilibra,  y  sólo  se  estabiliza  con  la  aparición  de  un  nuevo  síntoma.  Esta  visión  requiere   concebir  la  familia  como  un  todo     Las  resistencias  no  son  sólo  conductas  o  actitudes  del  paciente  sino  que  pueden  ser  interacciones   entre  cualquiera  de  los  miembros  de  la  familia.   En  1958  fundó  el  Mental  Research  Institute  (MRI)  ubicado  en  el  mismo  edificio  que  trabajaba   Bateson  y  su  equipo.  Este  instituto  estaba  más  orientado  a  la  práctica  y  estudio  de  la  terapia  familiar.   Aunque  Bateson  no  se  unió  al  MRI,  su  segunda  esposa  Louis  si  lo  hizo,  al  igual  que  Haley  y  Weakland.     El  MRI  llegó  a  ser,  a  finales  de  los  años  sesenta  y  en  los  setenta,  una  de  las  escuelas  de  terapia  sistémica   más  importantes  (y  lo  es  aún  hoy).       2.6  HACIA  UNA  TEORÍA  DE  LA  ESQUIZOFRENIA   Este  fue  el  título  de  un  artículo  que  publicaron  los  miembros  del  grupo  de  Palo  Alto  que  constituyó  un   hito  para  el  modelo  sistémico.  Más  que  por  ser  una  teoría  válida  de  la  esquizofrenia,  el  valor  de  este   artículo  radica  en  el  logro  de  haber  conseguido  articular  una  explicación  coherente  de  la  misma  en   términos  estrictamente  comunicacionales,  sin  recurrir  a  conceptos  intrapsíquicos.     El  artículo  presenta  algunas  de  las  conclusiones  a  las  que  llegó  el  equipo  de  Palo  Alto.  Se  presenta  la   sintomatología  esquizofrénica  como  una  forma  de  comunicación  natural  o  congruente  con  el  sistema   familiar  en  el  que  se  desarrolla.  Lo  que  se  sugiere  es  que  el  “enfermo”  es  el  sistema,  y  el  paciente  lo  es   sólo  en  la  medida  en  que  forma  parte  del  mismo.  Así,  la  comunicación  esquizofrénica,  a  menudo   extraña  o  bizarra,  es  vista  como  un  intento  desesperado  para  adaptarse,  y  sobrevivir  emocionalmente,   a  un  sistema  poco  funcional.     En  este  trabajo  se  presenta  la  noción  de  doble  vínculo,  para  describir  una  forma  disfuncional  de   comunicación  que  según  los  autores  es  característica  de  las  familias  con  miembros  esquizofrénicos.  El   concepto  se  refiere  a  la  emisión  de  mensajes  incongruentes  a  distintos  niveles  lógicos.  Se  plantea,   también,  que  el  esquizofrénico  no  puede  distinguir  entre  distintos  niveles  lógicos.  Así,  confunde  un   mensaje  que  indica  que  se  cambia  de  registro  (Ex.  Ironía  o  chiste)       2.7  LA  INFLUENCIA  DE  MILTON  ERICKSON  (1904-­‐‑1980)   Erickson  fue  muy  consultado  por  los  miembros  del  equipo  de  Palo  Alto.  El  autor  les  mostró  cómo   estos  fenómenos  que  observaron  en  esquizofrénicos  implican  una  situación  en  la  que  se  dan   instrucciones  contradictorias  pero  a  distinto  nivel  lógico,  como  ocurre  frecuentemente  en  el  proceso   de  inducción  al  trance.  (Ex.  antes  de  iniciar  la  inducción  se  le  dice  al  sujeto  que  no  tiene  que  hacer  nada   voluntariamente,  pero  en  la  inducción  se  le  dice  que  levante  la  mano,  etc.)     3   Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp     2.8  LA  COMUNICACIÓN  Y  SUS  NIVELES   Una  de  las  principales  características  del  modelo  sistémico  es  su  énfasis  en  la  comunicación.   Centrarse  en  la  comunicación  permite  estudiar  la  interacción,  lo  que  ocurre  entre  las  personas.  Desde   este  planteamiento,  el  primer  axioma  de  la  comunicación  es  que  “es  imposible  no  comunicar”,  toda   actividad  humana  es  comunicación.  Cualquiera  que  sea  la  actividad  tiene  valor  de  mensaje.   Influido  por  la  Teoría  de  los  Tipos  Lógicos,  Bateson  concibió  la  comunicación  en  dos  niveles  lógicos   distintos,  la  clase  y  sus  miembros.  Todo  mensaje  aporta  información  acerca  de  cada  uno  de  estos   niveles.  En  el  nivel  de  la  clase,  indica  que  tipo  de  mensaje  se  trata.  El  nivel  de  los  miembros,   lógicamente  inferior,  lo  constituye  el  contenido  del  propio  mensaje.      El  nivel  de  clase  (superior  al  de  los  miembros)  indica  la  clase  de  mensaje  de  que  se  trata,  supone  una   definición  de  la  relación,  una  propuesta  sobre  el  tipo  de  relación,  que  requiere  respuesta  por  parte  del   otro.  Así,  la  comunicación,  vista  como  intercambio  de  mensajes,  supone  una  continua  negociación   acerca  de  la  posición  de  cada  uno.  El  nivel  de  definición  de  la  relación  se  transmite  habitualmente  de   forma  analógica:  en  lo  no-­‐‑verbal  (gestos,  postura);  lo  para-­‐‑verbal  (tono  de  voz);  y  sobretodo  en  el   contexto  o  situación.  En  ocasiones,  la  definición  de  la  relación  en  vez  de  hacerse  de  forma  analógica  se   hace  verbalmente  (Ex.  Te  cuento  un  chiste…para  indicar  que  el  mensaje  no  va  en  serio).     El  nivel  de  miembros,  que  se  refiere  al  contenido  del  mensaje,  se  codifica  de  forma  digital  en  función   de  lo  analógico.  Debemos  saber  de  que  tipo  de  mensaje  se  trata  para  poder  entender  qué  nos  dice.   Conviene  darse  cuenta  de  que  en  el  nivel  relacional,  los  participantes  no  comunican  nada  acerca  de   hechos  externos  a  su  relación,  sino  que  proponen  mutuamente  definiciones  de  esa  relación.  La   comunicación  nos  sitúa  siempre  en  una  posición.  Y  cuando  respondemos  confirmamos  o  no  esa   propuesta.  Eso  supone,  que  nosotros  estamos  implicados  en  nuestra  comunicación.     Por  el  hecho  de  distinguir  dos  niveles  en  la  comunicación,  se  plantea  la  cuestión  de  si  son,  o  no,   coherentes  entre  sí.  Lo  que  estipula  la  Teoría  de  los  Tipos  Lógicos  es  que  cuando  hay  una   incongruencia  entre  estos  niveles,  es  decir  un  miembro  de  una  clase  que  contradice  o  niega  la  clase,  se   da  una  paradoja.     Además  también  existen  paradojas  pragmáticas  que  consiste  en  que  se  considera  superior  el  nivel  de   contenido  (de  miembros)  y  por  debajo  se  sitúa  al  nivel  de  clase  o  relacional.  De  esta  manera,  cualquier   contenido  digital  incongruente  con  la  definición  de  la  relación  que  transmite  el  nivel  analógico   constituye  una  paradoja  pragmática.     La  comunicación  paradójica  es  vista  como  una  modalidad  disfuncional  incongruente  de   comunicación  que,  si  se  instala  como  patrón  predominante  de  comunicación  tiene  efectos   perturbadores  en  los  que  participan  de  ella.  La  hipótesis  del  doble  vínculo  consiste  precisamente  en   postular  que  ese  es  el  patrón  comunicacional  predominante  en  las  familias  de  esquizofrénicos.  En  ese   contexto,  el  niño  o  joven  nunca  puede  verse  confirmado  en  sus  mensajes,  porque  el  nivel  digital  y  el   analógico  discrepan.  Si  responde  a  uno  está  mal  en  función  del  otro,  de  forma  que  no  hay  manera  de   acertar.  De  hecho,  la  ironía  y  el  humor  utilizan  mucho  el  mensaje  paradójico.   La  comunicación  paradójica  también  se  da  entre  pacientes  y  terapeutas,  y  de  hecho  éstos  pueden   utilizar  técnicas  paradójicas  para  promover  el  cambio  en  determinadas  situaciones.         4   Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp   2.9  PROPIEDADES  SISTÉMICAS  DE  LA  FAMILIA   Algunos  principios  de  la  teoría  general  de  sistemas:   § § La  familia  como  sistema  abierto:  conjunto  de  individuos  dinámicamente  estructurados,  cuya   totalidad  genera  normas  de  funcionamiento.  El  sistema  es  abierto  en  tanto  intercambia   información  con  el  medio.       Totalidad:  El  cambio  en  un  miembro  afecta  a  los  otros    puesto  que  sus  acciones  (y   significados)  
están  interconectadas  con  las  de  los  demás.  Las  pautas  de  funcionamiento  del   sistema  familiar  no  son  reducibles  a  la  suma  de  los  
individuos  (no-­‐‑sumatividad).       § Límites:  
El  sistema  se  compone  de  varios  subsistemas,  entre  los  que  existen  límites  con  una   permeabilidad  de  grado  variable.
   § § § § .      .      .      .      .      .      .      .       -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑  -­‐‑                                     -­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑-­‐‑            difusos                      claros              rígidos     Jerarquía:  La  familia  está  estructurada  jerárquicamente  de  acuerdo  con  varias  formas  de   organización.       Retroalimentación:  La  conducta  de  cada  miembro  influye  en  la  de  los  demás  en  forma  de   feedback  positivo  o  negativo.       Equifinalidad:  Se  puede  llegar  a  una  misma  pauta  de  interacción  a  partir  de  orígenes  y   caminos  muy  diversos.  El  estado  final  es  independiente  del  estado  inicial.       Tendencia  a  estados  constantes:  La  necesidad  de  economizar  favorece  la  aparición  de   redundancias  comunicacionales,  
que  con  el  tiempo  dan  lugar  a  reglas  interaccionales  que   pueden  llegar  a  convertirse  en  
parámetros  del  sistema.  Con  cada  movimiento  interaccional   disminuye  el  número  de  variedades  
comunicacionales  posibles  (proceso  estocástico).
Los   mecanismos  que  preservan  el  mantenimiento  de  las  reglas  interaccionales  se  
consideran   homeostáticos  por  su  función  de  mantener  un  determinado  equilibrio.  
     2.10  INTERACCIÓN  DIÁDICA  Y  TRIÁDICA   Bateson  clasifica  las  interacciones  entre  pares  de  personas  (díadas)  en:   -­‐‑ Interacción  complementaria:  se  basa  en  la  aceptación,  y  a  menudo  disfrute,  de  la  diferencia  entre   la  posición  superior  de  un  miembro  y  la  inferior  del  otro.  La  conductas  que  intercambian  son   diferentes  pero  encajan.  Por  ejemplo,  uno  ordena  y  el  otro  obedece.  Ex.  Profesor-­‐‑alumno     -­‐‑ Interacción  simétrica:  los  participantes  tienden  a  situarse  en  el  mismo  nivel,  a  mantenerse  en   igualdad.  Cualquiera  de  los  dos  puede  ofrecer  consejo,  tomar  la  iniciativa,  etc.     Generalmente,  estos  patrones  no  son  rígidos  sino  que  evolucionan  o  varían  en  función  de  los  contextos   o  el  estadio  de  desarrollo  de  los  interactuantes.       5   Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp   El  peligro  de  la  complementariedad  es  que  se  vuelva  rígida.  Que  la  diferencia  entre  la  posición   superior  y  la  inferior  no  evolucione  e  impida,  así,  el  desarrollo  del  que  se  encuentra  “abajo”.     El  peligro  de  la  simetría  es  la  escalada.  Si  uno  de  los  dos  empieza  a  hacer  movimientos  en  los  que  se   sitúa  “por  encima”  del  otro  de  forma  que  no  permite  cierta  alternancia  o  negociación  como  sería   propio  de  una  situación  de  igualdad,  ello  supone  una  provocación  irresistible  para  el  otro.  Cada   mensaje  de  este  tipo  estimula  una  respuesta  similar  en  el  otro,  en  un  patrón  que  se  conoce  como   escalada  simétrica.     Las  escaladas  simétricas  son  un  patrón  interaccional  que  en  sí  mismo  lleva  a  la  disolución  de  la  díada  o   su  destrucción.  En  efecto,  se  dan  algunos  casos  en  los  que  este  tipo  de  interacción  lleva  a  que  un   cónyuge  mate  al  otro.  En  la  escena  internacional,  es  común  ver  como  el  intercambio  de  amenazas   termina  con  la  guerra.     En  la  clínica  no  solo  se  ven  las  situaciones  caracterizadas  por  la  rigidez,  sino  también  otras   caracterizadas  por  la  inestabilidad.  Simetría  inestable,  situación  en  la  que  uno  suele  imponerse  al   otro  pero  el  otro  no  se  acaba  de  conformar  y  lucha  por  mantener  su  posición.     En  estas  situaciones  conflictivas  lo  más  común  es  correr  en  busca  de  terceros  que  sirvan  de  aliados.   Las  díadas  acostumbran  a  articularse  en  función  de  un  tercero.  Y  en  una  familia  los  candidatos  más   probables  son  los  hijos,  pero  también  puede  ser  el  perro,  el  televisor…   Se  puede  distinguir  entre:   -­‐‑ Alianzas:  las  proximidades  naturales  entre  miembros  de  la  familia.  Ex.  el  padre  y  el  hijo  disfrutan   viendo  el  fútbol  mientras  la  madre  no     -­‐‑ Coaliciones:    asociaciones  entre  miembros  en  contra  de  otro.  Éstas  suelen  ser  negadas  a  nivel   explícito  (aunque  todos  saben  que  existen)  y  no  son  aparentes  a  los  ojos  de  un  observador.  Dos  se   juntan  para  rajar  de  un  tercero.   -­‐‑ Triangulación:  cuando  la  coalición  implica  reclutar  a  uno  de  los  hijos  en  contra  del  otro   progenitor.  Suele  tener  efectos  perjudiciales  para  el  hijo  en  cuestión  puesto  que  gran  parte  de  su   energía  se  dedica  al  conflicto  parental,  en  lugar  de  dedicarla  a  afrontar  los  retos  evolutivos  de  su   propia  vida.  En  el  ámbito  patológico  se  denomina  también  Síndrome  de  Alienación  Parental.   .
2.11  EL  CICLO  VITAL  DE  LA  FAMILIA   En  la  psicología  tradicional  el  ciclo  vital  del  individuo  es  desde  que  nace  hasta  que  muere.  En  el  modelo   sistémico  se  centra  en  la  familia  como  sistema  que  se  transforma  con  el  tiempo,  por  lo  que  el  ciclo  vital   va  más  allá  del  individuo.     El  ciclo  vital  de  una  familia  se  concibe  como  una  serie  de  transiciones  familiares  en  las  que  ocurre  una   re-­‐‑negociación  de  las  reglas  interaccionales.  En  la  familia  típica  se  distinguen  las  siguientes  etapas:   1.  Cortejo:  en  esta  etapa  se  da  un  ajuste  entre  dos  pautas  de  interacción,  dos  visiones  del  mundo,  la   de  cada  miembro  de  la  pareja,  que  representa  en  cierto  modo  el  sistema  de  su  familia  de  origen.     2.  Primeros  años  de  matrimonio:  es  el  tiempo  en  que  se  forma  la  alianza  conyugal,  se  establecen   las  reglas  de  interacción  (distribución  de  tareas,  roles,  etc.),  y  se  regula  la  relación  con  familias  de   origen  de  ambos  cónyuges.     3.  Nacimiento  y  primeros  años  de  los  hijos:  se  re-­‐‑organizan  las  tareas  y  roles,  empiezan  a  aparecer   las  tríadas  (alianzas,  coaliciones),  se  re-­‐‑definen  las  relaciones  con  "abuelos".       6   Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp   4.  Hijos  en  edad  escolar:  es  la  etapa  de  la  socialización  de  la  familia,  formación  de  rituales  y  se   estipula  la  participación  de  los  hijos  en  las  tareas  familiares.     5.  Adolescencia  y  emancipación  de  los  hijos:  se  requiere  una  re-­‐‑definición  de  la  relación  entre  los   padres  y  el  joven  adulto,  supone  también  un  cierto  re-­‐‑encuentro  de  la  pareja,  al  mismo  tiempo  que   se  convierten  en  cuidadores  de  sus  familias  de  origen.     6.  Retiro  y  vejez:  una  vez  los  hijos  han  creado  sus  propias  familias  se  produce  el  llamado  síndrome   de  "nido  vacío",  los  padres  deben  re-­‐‑organizar  su  vida  en  tareas  no  laborales,  y  con  la  edad  pasan   de  ser  cuidadores  a  precisar  cuidados.     Estas  etapas  hablan  de  generalidades  que  hay  que  ajustar  a  cada  familia  en  concreto.  Cada  día  son   menos  las  familias  tradicionales  y  más  variadas  las  formas  de  convivencia  familiar.  Algunas  de  estas   variaciones  deben  tener  en  cuenta  situaciones  como  el  divorcio  (y  las  familias  reconstituidas),  las   familias  monoparentales,  la  adopción,  las  parejas  inter-­‐‑étnicas,  las  parejas  homosexuales,  la  muerte  y   el  duelo.     Lo  que  debe  quedar  claro  es  que  el  modelo  sistémico  intenta  contextualizar  el  problema  en  el   momento  del  ciclo  vital  que  se  produce,  e  investigar  si  cumple  alguna  función  para  estabilizar  el   sistema  ante  la  transición  vital  que  corresponda.         7   ...

Comprar Previsualizar