TEMA 13 - CONTRATOS (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Contractes
Año del apunte 2016
Páginas 4
Fecha de subida 20/09/2017
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 13 - CONTRATO DE FIANZA 1. Régimen jurídico, definición y tipos La fianza se encuentra regulada en los arts. 1822 y ss. CC, y 439 y ss. CCom, y se define como aquel contrato por el cual un tercero (fiador) se obliga frente al acreedor a realizar la prestación debida por el deudor si éste no la realiza.
Se trata de un contrato consensual, en el que ha de quedar muy clara la intención del fiador de garantizar una deuda ajena, pues la fianza no se presume. Estamos ante un esquema formado por tres sujetos: 1) El acreedor que tiene el derecho de crédito 2) El deudor que tiene una deuda pendiente 3) El fiador que asume la deuda del deudor frente al acreedor Tipos:  Convencional (constitución derivada de un negocio jurídico celebrado entre acreedor-fiador, entre acreedor-deudor-fiador, o entre deudor-fiador con consentimiento del acreedor), legal (constitución exigida por la ley) o judicial (constitución impuesta por un juez)  Onerosa o gratuita (en función de si el fiador recibe o no una remuneración)  Solidaria (el acreedor puede exigir el pago de la deuda indistintamente al deudor o al fiador) El contrato de fianza es un contrato entre el deudor y el fiador.
Vamos a ver cuáles son las principales diferencias entre la fianza y el aval.
Contrato de aval El aval es un contrato jurídico unilateral Contrato de fianza La fianza es un contrato entre deudor y fiador Es un contrato formal, ya que, únicamente se perfecciona si se cumplen los requisitos previstos Es un contrato consensual, se perfecciona con el por la ley.
consentimiento de deudor y fiador.
El aval es un contrato que incluye una obligación El contrato de fianza se entiende como una principal obligación accesoria El aval es un contrato irrevocable Es un contrato revocable 2. Elementos y características esenciales Elementos:  Subjetivos: o Pueden ser parte del contrato de fianza el acreedor, el deudor y el fiador. El deudor no siempre es parte, pues la fianza se puede constituir consintiéndola, ignorándola o incluso contradiciéndola éste (art. 1823.2 CC).
o En todo caso, los sujetos que forman parte del contrato deben tener capacidad para obligarse.
 Objetivos: o Se pueden garantizar obligaciones válidas cuyo objeto consista en deudas presentes o futuras, de cuantía determinada o determinable, si bien en este último caso el acreedor sólo podrá exigir el pago de la deuda al fiador cuando se haya concretado su cuantía.
o Se pueden celebrar fianzas generales u ómnibus, que garanticen un conjunto de negocios jurídicos celebrados entre un mismo acreedor y deudor  Formales: principio de libertad de forma (cfr. art. 440 CCom, según el cual la fianza mercantil debe constar necesariamente por escrito).
Características esenciales:  Accesoriedad: la fianza depende de la obligación principal, todas las vicisitudes que afecten a la obligación principal tendrán alguna repercusión en la fianza. Manifestaciones del principio de accesoriedad: o Si la obligación principal es nula, la fianza también lo es (art. 1824.1 CC: “La fianza no puede existir sin una obligación válida”) o Salvo que se haya pactado otra cosa, la fianza tiene el mismo contenido que la obligación principal (art. 1827.2 CC: “(…) comprenderá no sólo la obligación principal, sino todos sus accesorios, incluso los gastos del juicio, entendiéndose, respecto de éstos, que no responderá sino de los que se hayan devengado después que haya sido requerido el fiador para el pago”) - Límite (art. 1826 CC): El fiador puede obligarse a menos, pero no a más que el deudor principal. Si se hubiera obligado a más, se reducirá su obligación a los límites de la del deudor (es un caso de nulidad parcial del contrato) o La condonación de la deuda por el acreedor no sólo extingue la obligación principal sino también la fianza (art. 1190 y 1847 CC) o La confusión de deudor y acreedor comporta la extinción de la obligación principal y de la fianza. En cambio, la confusión del deudor o del acreedor con el fiador únicamente comporta la extinción de la fianza (art. 1193 CC) o La compensación de créditos del deudor y del acreedor comportan la extinción de la obligación principal y de la fianza (art. 1202 y 1847 CC)  Subsidiariedad: el acreedor sólo puede dirigirse contra el fiador una vez que ha intentado cobrar del deudor y no lo ha conseguido. Excepciones: vid. infra beneficio de excusión 3. Relaciones fiador-deudor Antes de que el fiador haya pagado al acreedor, el fiador tiene una acción de relevación o cobertura para que el deudor le releve (libere) de la fianza o le otorgue una garantía que lo ponga a cubierto de los procedimientos del acreedor y del peligro de insolvencia en el deudor (art. 1843 CC). Se puede utilizar en los siguientes casos:  Cuando el fiador se ve demandado judicialmente para el pago.
 En caso de concurso del deudor.
 Cuando el deudor se ha obligado a relevarle de la fianza en un plazo determinado, y este plazo ha vencido.
 Cuando la deuda ha llegado a hacerse exigible, por haberse cumplido el plazo en que debía satisfacerse.
 Al cabo de diez años, cuando la obligación principal no tiene término fijo para su vencimiento, a menos que sea de tal naturaleza que no pueda extinguirse sino en un plazo mayor de los diez años.
Después de que el fiador haya pagado, el fiador se subroga en la posición del acreedor y puede exigir al deudor que le abone (i) la cantidad total de la deuda; (ii) los intereses legales de la deuda desde que se haya hecho saber el pago al deudor; (iii) los gastos ocasionados al fiador después de poner éste en conocimiento del deudor que ha sido requerido para el pago; (iv) los daños y perjuicios, cuando procedan (arts. 1838 y 1839 CC) Cuando el fiador exija el pago al deudor: o El deudor puede oponer al fiador las excepciones que habría podido oponer al acreedor, si el fiador pagó sin ponerlo en su conocimiento (art. 1840 CC) o El deudor puede oponer al fiador que ha pagado anticipadamente y, por tanto, no puede exigirle el reembolso hasta que venza el plazo para que la obligación sea exigible (art. 1841 CC) o El deudor puede oponer al fiador que debe exigir el reembolso al acreedor, si el fiador no le comunicó el pago y el deudor también pagó al acreedor.
4. Relaciones acreedor-fiador Cuando el acreedor se dirige contra el fiador para el pago, éste puede oponerle:  Las excepciones objetivas (no las personales) que habría podido oponer el deudor principal. Por ejemplo, una excepción objetiva es la insolvencia, un cambio sobrevenido de las circunstancias, que la deuda ya está pagada por confusión, que la deuda se ha extinguido. (!) No se pueden alegar excepciones personales como la minoría de edad, incapacidad.
 El beneficio de excusión (art. 1830 CC), si el acreedor no se ha dirigido en primer lugar contra los bienes del deudor. En este caso, el fiador debe señalarle bienes del deudor en el territorio español que sean suficientes para satisfacer la deuda. No se puede oponer el beneficio de excusión en los siguientes casos (art. 1831 CC): o El fiador renuncia expresamente al beneficio de excusión o La fianza es solidaria o El deudor está en situación concursal o El deudor no puede ser demandado en territorio español 5. Cofianza En la confianza, hay una pluralidad de fiadores que garantiza una misma deuda frente a un mismo acreedor.
Si no se pacta expresamente la solidaridad, los fiadores están obligados parciariamente y, por tanto, el acreedor sólo puede reclamar a cada fiador la parte que deba satisfacer. Si el acreedor reclama una cuantía superior a uno de los cofiadores parciarios, el cofiador le podrá oponer el beneficio de división (art. 1837.1 CC).
Si se ha pactado la solidaridad, el acreedor podrá exigir la totalidad de la deuda a cualquiera de los cofiadores y el cofiador que pague tendrá una acción de reembolso contra el resto (art. 1844 y 1845 CC) Art. 1844: Cuando son dos o más los fiadores de un mismo deudor y por una misma deuda, el que de ellos haya pagado podrá reclamar de cada uno de los otros la parte que proporcionalmente le corresponda satisfacer.
Si alguno de ellos resultare insolvente, la parte de éste recaerá sobre todos en la misma proporción.
Para que pueda tener lugar la disposición de este artículo, es preciso que se haya hecho pago en virtud de demanda judicial, o hallándose el deudor principal en estado de concurso o quiebra.
Art. 1845: En el caso del artículo anterior podrán los cofiadores oponer al que pagó las mismas excepciones que habrían correspondido al deudor principal contra el acreedor y que no fueren puramente personales del mismo deudor.
6. Subfianza En la subfianza, el subfiador es el fiador del fiador. Según el art. 1836 CC, “el fiador de un fiador goza del beneficio de excusión, tanto respecto del fiador como del deudor principal”.
...

Comprar Previsualizar